Noticias

Las pautas y trucos para hacer un café espresso perfecto

¿Qué entendemos por un Café espresso perfecto?

Hay cafés y cafés. Para los amantes de un buen café solo corto, es decir el espresso de los italianos, que esté bien ‘tirado’ es clave. No hay nada que de más rabia que pedir un café solo y que esté demasiado aguado o tan fuerte y ácido que no se pueda beber.

A continuación, desglosamos en unos sencillos pasos cómo comprobar que el café está bien o no ejecutado. Además de, por supuesto, indicar cuáles son las pautas que establecen los baristas para poder extraer nuestro café espresso ideal.

Los gramos de café influyen en el café espresso perfecto

Lo primero que debemos calcular son los gramos de café que utilizaremos. Ello dependerá mucho del cacillo que utilicemos. Ya no solo si es de uno o doble, sino que hay cacillos de uno con más capacidad y con menos.

Una vez que sabemos si tenemos un cacillo pequeño (9 gramos) o un cacillo mediano (10-11 gramos) podremos dar el primer paso.

Se pueden hacer buenos cafés desde los 7 gramos, pero se necesita una técnica y herramientas perfectas, además de un gran café. Hablamos de gramo pero podemos ir jugando con las cantidades sin pesarlo, manipulando nuestro molinillo. En principio 9, 10 u 11 gramos será una muy buena cantidad.

Lo ideal es tener un peso de cocina, donde en el porta directamente o en un cacillo ciego pongamos nuestro café a pesar. Cuando ya tenemos claro con la cantidad de gramos que vamos a trabajar de forma fija podemos seguir dando pasos en nuestro espresso perfecto.

La molienda es clave en el café espresso perfecto

Cuando ya sabemos cuántos gramos queremos utilizar debemos ajustar el punto de molienda. ¿Cómo sabremos que la molienda es correcta? Cuando nos caen 30 ml de café en 25 segundos es que la molienda está en su punto.

Necesitamos por tanto más herramientas, como un vaso medidor o una taza que sepamos que tiene capacidad de 30 ml. Tenemos que tener en cuenta que la crema del café no cuenta, si no que los 30 mililitros deberían ser solo de café y el resto hasta llegar a los 45 aproximadamente debe de ser crema.

El tiempo es una de las variables del café espresso perfecto

El tiempo, aunque sea una redundancia decirlo, es muy valioso. Y en torno al café también es uno de los elementos claves sobre el cual debemos de trabajar.

Entra en juego dos veces en nuestro proceso. En primer lugar, si tenemos un molino automático, no podremos controlar la cantidad de café que nos cae (como en uno de palanca manual) si no que en el molino automático podemos programar el tiempo que las muelas giran y en consecuencia molerán más o menos café, también dependiendo de lo fino o grueso que lo tengamos molerán más o menos café.

Pero una vez que tenemos el tiempo del molino o simplemente su cantidad preestablecida. El tiempo que nos importa es el tiempo de extracción. Debe ir entorno a los 25 segundos, siempre sin superar los 27 ni estar por debajo de los 23.

Variables de un café espresso perfecto

Con todo lo que hemos aclarado, podríamos hacernos una lista de los elementos que influyen en nuestra elaboración del café espreso perfecto.

  • Entre 9 y 11 gramos de café en el cacillo. Depende de tu gusto.
  • Entre 23 y 27 segundos de extracción. Lo ideal es 25».
  • En torno a los 30 ml de café, sin contar la crema.

Supervisar con la vista de tu café espresso perfecto

Cuando lo tenemos todo correcto solo nos queda comprobar que la caída de nuestro café no sea ni muy gorda ni caer gota a gota, debe ser como la cola de un ratón. Y las primeras gotas de café tienen que salir de nuestra máquina tras pulsar el botón de extracción entre 3 y 4 segundos.

Por supuesto, no te puedes olvidar de tener un café ideal, ya que si no tenemos un buen producto no sacaremos un café espresso perfecto por muy buenos baristas que seamos.

Deja una respuesta